Saltar al contenido

Aprende Cómo Arreglar tu Tendedero

cómo mantener el tendedero de ropa

Principalmente puede toparse con tres posibles problemas. El primero es que, una de las cuerdas puede estar muy holgada por el paso del tiempo o en el peor de los casos haberse roto. Otro problema, es que la polea con la que mueves el tendedero puede encontrarse atascada o causar ruidos muy molestos.

Y, por último, el problema puede ser que alguno de los soportes está roto y por ende no tendrás donde sujetar la cuerda. En todos estos casos interfieren en el secado de tus prendas e imposibilitan el uso adecuado del colgadero. Pero, no te preocupes, aquí te mostramos las posibles soluciones en cada uno de los casos:

  1. Sustitución de la cuerda

En caso de que la cuerda no está rota, pero esta desgastada, deshilachada o muy holgada, es momento de cambiarla. Lo primordial que tiene que hacer es elegir una cuerda con el mismo grosor de la que sustituirán. De este modo, necesitarás tanta cuerda como dos veces la distancia entre los soportes, para poder realizar los nudos. Ahora solo debes seguir estos sencillos pasos:

  1. Corta la cuerda con la ayuda de una tijera para instalar la nueva. Luego sostenla momentáneamente del mismo extremo del tendedero con cinta.
  2. Luego perfora uno de los extremos con un pequeño orificio a través del cual pasaras la cuerda. Posteriormente hazle un nudo y listo.
  3. Cambia las poleas del tendedero.

Debes tener en cuenta que encontrarás poleas para anclar a pared o poleas para anclar a un soporte. Tienes que elegir una que sea muy similar a la que vas a sustituir. Solamente debes seguir estas simples indicaciones:

  • Prueba la nueva polea y fíjate que se adapte a tu soporte, ya sea tendedero de pared o escuadra.
  • Procede a desmontar, este paso es muy sencillo. Luego retira la cuerda, afloja la polea, coloca la nueva polea y vuelve a poner la cuerda.
  • Soportes de pared en mal estado

Ten presente que la mejor opción para colocar un tendedero es usar fijaciones químicas, para que de este modo pueda durarte un poco más. Ahora para cambiar el soporte de tu tendedero sigue estos pasos:

  1. Comienza por retirar las fijaciones viejas y desmontando el tendedero. Así que lo primero que debes hacer es una perforación con un taladro del diámetro del tamiz que vayas a utilizar.
  2. Luego de que hayas terminado la perforación, retira todo el polvo y residuos que queden en el interior del agujero para asegurar que la resina se adhiera sobre el ladrillo.
  3. Coloca la resina y el catalizador que permite el fijado de esa resina. El mismo, en su interior tiene una paleta que va mezclando los dos componentes.
  4. Luego introduce la resina en la perforación e inyectarla en el tamiz. Rellénalo todo hasta que rebose.
  5. Seguidamente, introduce la varilla con un movimiento de atornillador para que la resina se impregne alrededor de la varilla.
  6. Luego deja que seque.
  7. Repite el paso anterior con el resto de los anclajes. Y una vez secos los anclajes, puedes colocar el soporte del tendedero teniéndolo con tuercas.
  8. Finalmente, termina colocando la cuerda y proporcionando tensión a la misma.

Así que ya no hay problemas si se daña tu tendedero, gracias a estos fáciles consejos podrás repararlo rápidamente.